Destacado

Autores

Comentaristas

oct

23

Cómo limpiar las glándulas perianales al perro

Todas las personas que tienen perro, deberían saber de la necesidad de mantener la zona anal del perro completamente limpia. Esto es básico para la buena salud del animal, ya que un perro no puede limpiarse por sí mismo, por lo que necesita la ayuda de su dueño.

No es algo precisamente agradable el tener que limpiar la zona anal de nuestro perro, pero es algo que deberíamos hacer con cierta frecuencia aunque la parte de fuera se encuentre visiblemente limpia, ya que hay unas glándulas en el interior que pueden tener restos de excrementos.

Estas glándulas que se encuentran dentro del ano del perro, se llaman glándulas perianales y son las encargadas de retener el excremento a su paso por el intestino. La acción manual de la persona es vital para que el perro no tenga problemas infecciosos y futuros problemas de salud debido a bacterias del intestino.

La periodicidad para limpiar la zona anal de nuestro perro dependerá de muchos factores, y uno de ellos el tamaño de nuestra mascota. Básicamente es bueno realizar esta acción un mínimo de 3 o 4 veces a la semana, aunque siempre que pueda es muy aconsejable que lo haga.

Votación: 3.1/5 (676 votos cast)


Por JuanMacias 277.267 vistas