Destacado

Autores

Comentaristas

ene

31

Daños en la piel: Necrosis

A veces , podemos encontrar en nuestros perros ciertas marcas en la piel, sobre todo en las partes más finas como las orejas. Son pequeñas costras negras y secas, que tienen el aspecto de una herida curada, pero que si las tocamos, el perro no reacciona con dolor.

Es muy probable que éstas se deban a pequeñas necrosis: parte de las células de la piel, en vez de regenerarse como cuando hay una herida, se mueren y no dejan pasar a las células nuevas hacia arriba.

Éstas, suelen estar provocadas por bacterias, que se pueden tratar en el veterinario, aunque no son graves, y a menudo desaparecen por sí solas. Hay personas que prefieren no tratarlas para evitar dar antibióticos al perro, y no provocar que su cuerpo se acostumbre al efecto de éstos, y que el antibiótico sea eficaz cuando sea necesario para tratamientos de enfermedades más graves en el perro.

En cualquier caso, si es conveniente mantener la higiene de las orejas del perro para evitar que se extienda la necrosis (no es nada habitual).

Las causas de ésto, puede ser el roce de la punta de las orejas con el suelo, en el caso de perros de orejas largas, pero desde luego es algo que no podemos evitar. No es para nada acertado intentar recoger al perro las orejas para que no las roce. Éstas le proporcionan al perro la protección ante infecciones en los oídos, que sí pueden ser un problema más grave.

Por otro lado, es conveniente que se siga la evolución de éstas costras, y en el caso de crezcan de forma rápida, consultar con un veterinario.

Si tu mascota tiene este cuadro veterinario puedes preguntarnos en el consultorio canino del blog

Votación: 3.2/5 (846 votos cast)


Por AnaM 26.886 vistas